no soy perfecto, pero soy real

Las aplicaciones para ligar han convertido nuestras vidas en mercancías y a nosotros en productos, complicando aún más el ya misterioso proceso de enamorarse. Seguro que más de una vez te has preguntando: ¿ya no queda gente que busque una relación real? Qué demonios quieren de mí: ¿libertad absoluta sin ataduras o convertirme en su alma gemela?

De algún modo, aplicaciones como Tinder nos obligan a abrazar la idea de que somos unos seres tan ajetreados que no nos podemos permitir perder tiempo en conocer a las personas. Somos una generación falsamente ilusionada que se sobreexige demasiado, dominada por el ego y la necesidad de una aprobación inmediata.

El hecho de que las oportunidades de conocer gente sean más altas, no significa que no tengas que poner en marcha tus habilidades de seducción. Las aplicaciones de citas ayudan pero no hacen milagros. Y ahí es cuando tienes que actuar como en la vida real. Eres tú y sólo tú, haciéndolo lo mejor que puedes para atraer a la persona que te gusta.

Pero recuerda esto, es importante: a veces no será tu culpa. Todos perdemos interés, borramos matches, seguimos con nuestra vida y preferimos ignorar. También debemos ser conscientes de que demasiada información sobre uno mismo, hace que la gente con la que no quieres nada lo tenga muy fácil para acosarte sin ningún tipo de miramiento.

En 'If not you, nobody' defendemos el “menos es más”, y el por qué “la calidad supera con creces la cantidad”, ya que todos sabemos que estar soltero en estos momentos puede ser terriblemente agotador. Pero lo más importante de todo es nuestra defensa a lo “real y natural”, a no rebajarnos y mostrarnos en la vida online exactamente igual que como somos en la vida offline. No seremos perfectos, pero somos únicos y auténticos.

Envíanos tus comentarios o simplemente haz una pregunta. ¡Nos encantará poder hablar contigo!
Contacta
Si te gusta, compártelo con más gente